BIENVENIDO A ESTE BLOG, QUIENQUIERA QUE SEAS



martes, 6 de noviembre de 2018

Consejos vendo que para mí no tengo (8) (José Martí). Incoherencias a la hora de insultar a otros.



Dijo el papa Francisco (y dijo bien) en el ángelus del 8 de septiembre de 2014, que insultar no es cristiano. Y así es:


Duración: 24 segundos

Llegó a decir, en otra ocasión, en la audiencia general celebrada el 17 de octubre de este año, que insultar es “una forma de matar”. Agregó que sería hermoso si cada uno de nosotros pudiera decir: “nunca insultaré a nadie”. En junio de 2016 Francisco señaló que “tenemos un vocabulario muy creativo para insultar a otros”.

Despotrica contra los que insultan a otros, porque no está bien insultar a nadie. Y, por supuesto, que tiene toda la razón, como venimos diciendo. Y, sin embargo -y aquí viene la incoherencia manifiesta del Papa- él hace justamente lo contrario de lo que afirma. Hay toda una página web PopeFrancisBookOfInsults.blogspot.com, que se ha dedicado a coleccionar los cientos de insultos que  Francisco ha utilizado durante su pontificado.

En un artículo de Gloria TV, del 22 de octubre de 2018, de título: Papa Francisco: el que insulta predica contra los insultos , que traslado aquí puede comprobarse lo que digo. Y puede apreciarse perfectamente esta incoherencia entre lo que él dice que no debe hacer nunca un cristiano y lo que él, en cambio, sí lo hace ... ¡y se desenvuelve bastante bien, por cierto! Tiene un buen repertorio: a veces se requiere hacer uso de un diccionario (¡de los gordos!) para enterarse del significado de algunos insultos de Francisco.

Entre estos insultos de Francisco tenemos una muestra de algunos de ellos, que señalo a continuación

Cristianos rígidos, superficiales, ideológicos o vagabundos
Cristiano de funerales, con caras largas y tristes
Cristianos momificados
Solterona
Fomentadores de coprofagia (¿?)
Contadores de rosarios
Prometeo auto absorbido (¿?)
Neo-pelagiano
Restauracionista
Triunfalista
Esclavos de la superficialidad
Momia de museo
Príncipe del Renacimiento
Obispo de aeropuerto
Cortesano leproso
Obispo de carrera
Persona desabrida
Cristiano con cara de pimiento en escabeche
Pequeño monstruo

Cristiano loro que recita el Credo
Batidor inquisitorial
Ideólogo abstracto
Sacerdote idólatra y adulador
Quisquilloso moralista
Contemplativo distante
Tienen Alzheimer espiritual
Terrorismo de chismes
Cristiano pompa de jabón


Y se podrían poner muchos más ejemplos. «Curiosamente» los destinatarios de todos estos insultos son siempre aquellos cristianos que van a Misa los domingos y que aman la Tradición de la Iglesia, esa Iglesia que parece que se descompone. 

La gente corriente ni se entera, pero realmente Bergoglio busca un cambio sustancial en la Iglesia (un cambio que lo quiere para ¡ya mismo!) cambio que va imponiendo, minuto a minuto, haciendo uso de su propia voluntad y saltándose todas las reglas, porque para eso es el Papa. Lo más curioso (¡por no decir penoso!)  es que, además, identifica sus ideas, mas o menos improvisadas con lo que él mismo llama las «sorpresas del Espíritu».  Por supuesto que no hay ninguna relación. Es más: ha habido ocasiones en que ha dicho auténticas herejías. 

Aun así, tiene siempre de su parte a los llamados papólatras [o más bien, franciscólatras] que apuestan por él, diga lo que diga  y haga lo que haga, aunque contradiga lo que siempre ha dicho la Iglesia durante casi dos mil años. Y luego, todo el poder mediático del mundo mundial está a su favor: ¡la prueba a la que se nos está sometiendo a los cristianos es grande!. Pero no importa, porque el Señor está a nuestro lado, aunque esté durmiendo y la tormenta amenace con destruir la barca. No lo hará, pues Él está ahí y no lo va a consentir. 

Mientras tanto, recemos mucho, con la fuerza de nuestro primer amor, sabiendo que la victoria final la tenemos asegurada: Dios no abandona a los suyos.

José Martí (continuará)

Noticias varias 4 y 5 de noviembre de 2018 (Asia Bibí, Scnëider, Falsa Iglesia, Rahner, Brandmüller, homosexualidad, Trump)



GLORIA TV

Absolución de católica Asia Bibi suspendida

Obispo alemán: los homosexuales pueden ser sacerdotes

Francisco puede castigar al obispo Athanasius Schneider, a quien considera su enemigo

Monseñor Athanasius Schneider confirma prohibición vaticana

IPSI GLORIA

Nueva Iglesia, falsa iglesia (Lectura provechosa para entender mejor lo que está ocurriendo hoy en la Iglesia)

IL SETTIMO CIELO

Gomorra en el siglo XXI. El llamado de un cardenal e historiador de la Iglesia (Sandro Magister habla sobre lo que ha dicho el cardenal Walter Brandmüller, uno de los cuatro cardenales de las Dubia, que aún vive, aunque tiene ya 89 años)

ONE PETER FIVE

“We’re All Gonna Die Sunday” Came Just in Time This Year (Steve Skojec)

LIFE SITE NEWS

11 maneras que tienen los evangélicos para explicar a los demás su apoyo a Trump

Selección por José Martí

Nueva Iglesia, falsa Iglesia: la poderosa influencia de Karl Rahner


Karl Rahner

Por circunstancias personales, que han durado años, fui quedando en gran medida desactualizado del acontecer en la Iglesia. Hoy trato de recuperar el tiempo perdido, entre otros modos, leyendo todo lo bueno que va cayendo a mis manos. 

Acabo de leer La nuova Chiessa di Karl Rahner. Il teólogo che ha insegnato ad arrendersi al mondo, libro escrito por Stefano Fontana y publicado por Fede & Cultura, de Verona, en 2008, pero con nueva edición el año pasado. ¿Y por qué razón vengo hoy a distraer a los lectores con la recensión de un libro que ya cuenta con una década larga en su haber? Simplemente porque la lectura de este ensayo puede resultarnos sumamente útil para entender lo que sucede en la Iglesia bajo el actual pontificado del papa Francisco

O para decirlo en otros términos, porque recordar las ideas eclesiológicas de Karl Rahner, es darse cuenta de su vital actualidad

Stefano Fontana toma nota que de una encuesta realizada en la Pontificia Universidad Lateranense, en el inmediato período posterior al Concilio Vaticano II, surgió que el teólogo católico de mayor prestigio entre los estudiantes no era Santo Tomás de Aquino o San Agustín, como podría suponerse, sino Karl RahnerY, a decir verdad, a la luz de la situación actual en la Iglesia, Karl Rahner parece haber triunfado, superando en discípulos a los del Aquinate y a los del Hiponense. 

Con gran clarividencia, Stefano Fontana sintetiza los elementos del actual triunfo de Rahner en la Iglesia. Presten atención al siguiente párrafo: 
"Se ha difundido la tendencia a dar prioridad a la pastoral antes que a la doctrina; se piensa que ya no pueden darse preceptos absolutos; se piensa que el dogma es también fruto de interpretaciones; que la praxis contribuye a formular la verdad; que el Evangelio no tiene sentido si no se lee a partir de una situación concreta; que la moral tradicional de la Iglesia sobre la sexualidad ha sido superada; que ya no se puede juzgar ni evaluar a la luz de la razón y de la fe ninguna situación objetiva de la vida; que las mujeres también pueden ser ordenadas sacerdotes; que el centro de la vida cristiana es la misericordia desligada de la verdad y la justicia; que Dios en Cristo ya ha salvado a todos y que el infierno es un mito, al igual que el pecado original, los milagros o la creación misma; que los católicos pueden aprobar las leyes del aborto; que pretender influir en las leyes del Estado por motivos religiosos significa transformar la fe en ideología; que la Iglesia no puede decir ‘no’ a nada, sino que debe limitarse a acoger y a acompañar; que los dogmas evolucionan». 
¿No es este párrafo una acabada pintura de lo que hoy sucede? 

Tengan en cuenta que cuando el libro fue escrito apenas se iniciaba el pontificado de Benedicto XVI… Aunque es bien cierto que para miradas perspicaces quizás no fuera tan difícil, por entonces, entrever el advenimiento de una figura con el perfil del actual papa Francisco. 

La momentánea, pero concreta victoria del modernismo es el punto de partida de Stefano Fontana en este libro, pero nos consuela saber de la imposibilidad de la victoria final de esta falsa iglesia. 

Señala el autor acerca de la victoria modernista en la Iglesia: 
"Parece, pero no lo es, por dos motivos: el primero es que el enfoque teológico de Rahner está equivocado y el error no puede vencer sobre la verdad; el segundo es que en la Iglesia existen recursos imprevisibles de auto-defensa y auto-ajuste. En la Iglesia, la verdad vence, aún cuando los hombres de la Iglesia y las estructuras de la Iglesia puedan sufrir graves daños».
Ipsi Gloria

-------

Nota: De INFOCATÓLICA tomo prestados algunos enlaces en los que se habla sobre la perniciosa influencia del «teólogo» Karl Rahner en el desarrollo del Concilio Vaticano II

Rahner se aleja de santo Tomás de Aquino absolutamente en todo  (Entrevista de Javier Navascués al Padre Jaime Mercant Simó). De gran interés

La nueva Iglesia de Karl Rahner. El teólogo que ha enseñado a rendirse al mundo (Silvio Brachetta) Stefano Montana)

La teología de Karl Rahner Y las dificultades de la Doctrina social de la Iglesia (Mons. Crepaldi)

José Martí

La Inquisición catoprogresista pretende crear un Índice de sitios prohibidos de Internet



El nuncio apostólico nacido en América recomienda la misa tradicional en latín


Duración 3:39 minutos

America Born Apostolic Nuncio Recommends Traditional Latin Mass Archbishop Thomas Gullickson, the American-born Apostolic Nuncio in Bern, Switzerland, advertised on his blog a video in which Brian …

Archbishop Thomas Gullickson, the American-born Apostolic Nuncio in Bern, Switzerland, advertised on his blog a video in which Brian Holdsworth, a Catholic convert and web-designer in Edmonton, Canada, speaks about his first attendance at a Traditional Latin Mass on Christ the King Sunday with his wife and five children.

They Still Are Pious

The first thing striking Holdsworth was how – quote – “prayerful” the atmosphere was when they arrived, “There was no chatter. The people that were there were there to seek God in prayer.” In the old days, instead “prayerful”, Holdsworth would have said “pious” or “devout”.

A Unified Church

Holdsworth perceived the Latin mass community like a - quote – “real body of believers with a common vision and approach to God.” He adds, “I’ve only rarely felt that way at another mass.”

Active Participation

One of the great ironies Holdsworth noticed was that everyone was very intentionally participating. He reminds us that the Novus Ordo was enforced with the promise that it would increase participation. However, Holdsworth notices, participation in your typical Catholic parish is scattered at best.

An Experience of Unity


After having experienced the unity of the Old Mass, Holdsworth notices that “having a hundred different approaches to God does not strike me as a good diversity”. He points out that in every day’s life there is enough individualism and focus on oneself that mainly leads to discord.

A Bubble Of Peace and Serenity

Holdsworth’s wife said after Mass that she felt like she was in a bubble of peace and serenity while the outside world was composed of chaos, anxiety, and spectacle. She discovered a piece of heaven where you could lose yourself in stillness and prayer.

A Big Question

The couple expected the Old Mass to be different, but “not that different.” Their big question, “How did we take something that had been in use for hundreds of years and, with the wave of a hand, cast it aside and have forced on us something so drastically different which is not delivering on any of its promises?"

A Masterpiece

Archbishop Gullickson calls Brian's video a “masterpiece” which validates Benedict XVI's intuition that the Novus Ordo should be inspired by the Roman Rite as the way forward.” Gullickson asks people to take time for this video. Quote, “Dispose yourself to accept the challenge to go on a quest for a future which could come sooner were we so better disposed.»