BIENVENIDO A ESTE BLOG, QUIENQUIERA QUE SEAS



domingo, 1 de octubre de 2017

De nuevo la Amoris Laetitia ... y de nuevo Schönborn: Comentarios equivocados sobre AL, según Francisco (José Martí) [1 de 4]




Según se puede leer en el artículo de Sandro Magister del día 29, el 10 de Septiembre de 2017, cuando la "correctio ya le había sido enviada, dijo Francisco, textualmente, a los jesuitas de Colombia, en un encuentro a puerta cerrada, lo siguiente [ que viene recogido en  “La Civiltà Cattolica”] ... que procedo luego a comentar:

“[Quiero] decir una cosa que creo que la debo decir en justicia y también por caridad. Porque escucho muchos comentarios – respetables porque los dicen hijos de Dios, pero equivocados – sobre la Exhortación apostólica postsinodal. Para entender 'Amoris laetitia' hay que leerla de principio a fin. Empezar con el primer capítulo, continuar por el segundo… y así siguiendo… y reflexionar. Leer qué cosa se ha dicho en el Sínodo.
"Una segunda cosa: algunos sostienen que la moral que que está a la base de 'Amoris laetitia' no es una moral católica o, al menos, que no es una moral segura. Ante esto quiero reafirmar con claridad que la moral de 'Amoris laetitia' es tomista, la del gran Tomás. Pueden hablar de esto con un gran teólogo, entre los mejores de hoy y entre los más maduros, el cardenal Schönborn. Esto lo quiero decir para que ayuden a la gente que cree que la moral es pura casuística. Ayúdenlos a darse cuenta que el gran Tomás tiene una riqueza muy grande, capaz también hoy de inspirarnos. Pero de rodillas, siempre de rodillas…".
[Introduzco aquí el  video correspondiente]

Duración: 49 segundos

COMENTARIO

-  Dice el  Papa que hay que "reflexionar y leer qué cosa se han dicho en el Sínodo ... Sabemos ya por otras entradas que Francisco no reflejó en Amoris Laetitia todo lo que se dijo en el Sínodo ... De hecho añadió, por su propia cuenta, determinados puntos que habían sido votados de modo negativo por la mayoría de los cardenales. Se echa en falta aquí la colegialidad a la que tanto alude el Santo Padre. Además, como también se sabe, la AL ya estaba redactada, en su mayor parte, hace diez años, por Tucho Fernández,  uno de sus mejores amigos: dos sínodos para llegar a una conclusión que ya estaba escrita, como podemos escuchar en este vídeo:

Duración: 51 segundos

- Dice también el Papa que  "escucha muchos comentarios sobre Amoris Laetitia ... respetables ... pero equivocados". Bueno, sobre esto habría mucho que decir. ¡Hay que tener en cuenta que Francisco no habla ex cathedra ni de manera magisterial. En teoría se refiere sólo a la pastoral que debe de seguirse, por lo que podría ser que fuese él quien está equivocado, en el comentario que hace, igualmente respetable, por supuesto.El problema es que hay muchos católicos que piensan que todo lo que el Papa dice es poco menos que palabra de Dios. Tienen un concepto erróneo de la infalibilidad papal. El Papa comete errores como cualquier otra persona; y puede errar en sus apreciaciones y en sus comentarios ... ¡no sería la primera vez! ... Y no por ello deja de ser Papa. Pero eso sí: hay que llevar cuidado con la papolatría. La adoración se debe sólo a Dios y nada más que a Dios.

En el Evangelio y en el Nuevo Testamento la Verdad se identifica con Jesucristo: "Yo soy la Verdad" (Jn 14, 6). De modo que, como dice san Pablo, "nada podemos contra la verdad sino en favor de la verdad" (2 Cor 13, 8). Hay verdades absolutas que son indiscutibles. Es el caso de los dogmas y de las verdades de fe ... pero no ocurre así en el caso de Amoris Laetitia, la cual no es, en absoluto, un acto de Magisterio, como muy bien dijo el cardenal Burke,

Copio aquí, de la página web del Vaticano, algunas frases de la AL, unas claramente heréticas y otras bastante ambiguas:
298. Está el caso de los que han hecho grandes esfuerzos para salvar el primer matrimonio y sufrieron un abandono injusto, o el de «los que han contraído una segunda unión en vista a la educación de los hijos, y a veces están subjetivamente seguros en conciencia de que el precedente matrimonio, irreparablemente destruido, no había sido nunca válido»
301. Ya no es posible decir que todos los que se encuentran en alguna situación así llamada «irregular» viven en una situación de pecado mortal, privados de la gracia santificante. Los límites no tienen que ver solamente con un eventual desconocimiento de la norma. Un sujeto, aun conociendo bien la norma, puede tener una gran dificultad para comprender «los valores inherentes a la norma»[339] o puede estar en condiciones concretas que no le permiten obrar de manera diferente y tomar otras decisiones sin una nueva culpa.
305. A causa de los condicionamientos o factores atenuantes, es posible que, en medio de una situación objetiva de pecado —que no sea subjetivamente culpable o que no lo sea de modo pleno— se pueda vivir en gracia de Dios, se pueda amar, y también se pueda crecer en la vida de la gracia y la caridad, recibiendo para ello la ayuda de la Iglesia. (Nota 351) En ciertos casos, podría ser también la ayuda de los sacramentos ... Igualmente destaco que la Eucaristía «no es un premio para los perfectos sino un generoso remedio y un alimento para los débile
¿Cómo puede ser verdad una cosa y su contraria, al mismo tiempo? ¿Dónde quedan las palabras de Jesucristo: "Lo que Dios ha unido no lo separe el hombre"? No es de extrañar que, al día siguiente de la aparición de la AL, el obispo de Filipinas se apresurara a decir que todos los divorciados vueltos a casar podían recibir la comunión ... en clara oposición con las enseñanzas del Magisterio de la Iglesia. 

No deja de ser llamativo que se hable tanto de la continuidad de AL con la Tradición de la Iglesia, cuando no hay tal continuidad, sino completa ruptura, en contra de lo que afirma el cardenal Müller, en una reciente entrevista de Edward Pentin (aquí) cuando dice: "En Amoris Laetitia no hay nueva doctrina" ... lo que, como hemos podido leer en los puntos de AL, tal afirmación no se corresponde con la realidad. Lo cierto es que el contenido de AL es, en su totalidad, contrario a la fe

Por cierto, el susodicho obispo de Filipinas no fue amonestado por las declaraciones que hizo. Es más: al poco tiempo, el arzobispo de Bruselas, Jozef de Kesel, suprimió la fraternidad del nuevo rito de los santos apóstoles, fundada por su predecesor; y que estaba formada por 6 sacerdotes y 21 seminaristas, lo cual fue aprobado por el Papa, quien trata de evitar que se formen nuevas comunidades (Pinchar aquí). 

Con respecto a la infalibilidad del Papa, hay un artículo de Sandro Magister, cuyo lectura puede ser útil. Su título: Francisco, Papa. No hay nadie más infalible que él. Ya, desde el comienzo de su pontificado, en enero de 2014, se respira un ambiente de temor en el Vaticano. Podemos leerlo en estos enlaces:  Francisco va departamento por departamento en busca de cabezas que ruedenOperación de limpieza para que sus reformas puedan llevarse a cabo (pinchar también aquí  y  aquí ).

Esta noticia de reinado de terror puede leerse también en las recientes declaraciones del cardenal Müller a las que se ha hecho referencia más arriba, de las que se hacen eco los diferentes medios, como Catholic Herald y Gloria TV. En este último medio, por ejemplo, se pueden leer  algunas de estas declaraciones del cardenal Müller al vaticanista Edward Pentin:
- Los colaboradores de la curia romana “están viviendo con mucho miedo” ... “ y en una atmósfera de sospecha” 
- “Si dicen una palabra crítica, mínima o inofensiva, algunos espías pasarán los comentarios directamente al Santo Padre, y las personas falsamente acusadas no tienen ninguna oportunidad de defenderse”. 
- Müller descubre una situación similar en las facultades de Teología: “Si alguien hace algunos comentarios o preguntas sobre Amoris Laetitia, será expulsado”
- En cuanto a lo que dice Francisco de leerse toda la Amoris Laetitia ( una exhortación  bastante larga por cierto), plantearía aún más problemas de los que ya se la ha  acusado  filiamente. (No serían ya sólo siete las herejías, sino un número mayor). Y téngase en cuenta, además, que, según Claudio Pierantoni, muchos no firmaron la corrección filial por miedo a represalias, aun cuando estuvieran de acuerdo con esa corrección: Y es que es lógico que quisieran firmar, puesto que si en un cuerpo sano (que no es exactamente el caso, pues doctrinalmente no puede decirse que la AL lo sea)  se introduce un poco de veneno (como, por ejemplo, el punto 305 y la nota 351 de AL), ese veneno actúa sobre todo el cuerpo, el cual acaba corrompiéndose indefectiblemente. El "cuerpo", en este caso, sería la Iglesia ... y el "veneno", la Amoris Laetitia [un "veneno" dulcificado para que no aparezca a una mirada superficial como veneno, que lo es, sino como algo bueno y necesario, porque Dios es misericordioso. He ahí el engaño. También es justo]

- No es necesario leerse toda la exhortación para llamar a las cosas por su nombre. Al menos eso es lo que hizo Jesús y lo que nos aconsejó que hiciéramos: "Sea vuestra palabra: Sí, sí; no, no. Lo que pasa de esto, del Maligno procede" (Mt 5, 37). Jesús era muy claro, tanto en sus palabras como en su vida: "El que no está conmigo, está contra Mí. Y quien no recoge conmigo, desparrama" (Mt 12, 30)

(Continuará)

El miedo y la necesidad del amor (Padre Alfonso Gálvez)

Duración 14: 13 minutos

Parte final de una charla de 53 minutos, comentario del Evangelio del día siguiendo la forma extraordinaria para el rito romano de la santa misa. Para escuchar la charla completa hacer clic aquí