BIENVENIDO A ESTE BLOG, QUIENQUIERA QUE SEAS



lunes, 20 de mayo de 2019

NOTICIAS varias 17 a 20 de mayo de 2018




INFOCATÓLICA

 Obispo alemán se lamenta por la negativa de la Iglesia a ordenar mujeres para al sacerdocio

Arzobispo de Erbil: ¿Estados Unidos está abandonando a los cristianos en riesgo en Irak?

Guadalupe Ortiz de Landázuri es proclamada beata en Madrid

INFOVATICANA

Los 11.500 mártires nigerianos que el mundo ignora

SECRETUM MEUM MIHI

El influjo de la teología de la liberación de Gustavo Gutiérrez en el magisterio de Francisco, según el Card. Ravasi El ...

SPECOLA

Los amigos políticos del Vaticano, la negación preventiva de Papa Francisco, los amores torcidos de Marx, Nigeria tierra de mártires.

El candidato Bergoglio en plena campaña, lo que molesta un rosario, policía sharía en Alemania, Fe africana.

La campaña europea del rosario en su mejores momentos, el asesinato legal de Lambert, la ciudad de Dios.

GLORIA TV

Conferencia Episcopal Alemana llama “antiabortistas” a los provida

El gran Salvini invoca a la Virgen, el cardenal pro homosexual Parolin se enoja

Selección por José Martí

Obispo italiano: “Quien está con él (Salvini) no puede llamarse cristiano” (Carlos Esteban)




En el ‘juego de tronos’ de la escena preelectoral italiana, la jerarquía católica y la Liga de Matteo Salvini se han enzarzado en una escalada de enfrentamientos que divide a los católicos.

Quién lo diría: que el candidato de la Liga y ministro del Interior italiano se encomiende a la Virgen ha indignado a la Curia romana y al episcopado italiano más que si hubiera invocado a Satanás, a juzgar por sus reacciones. “Es instrumentalizar la religión”, dicen; “el enésimo ejemplo de instrumentalización religiosa para justificar la violación sistemática en nuestro país de los derechos humanos”, se lee en Familia Cristiana.

“Si antes se daba a Dios lo que hubiera estado mejor dejar en manos del César, ahora es el César quien se apropia y blande lo que es de Dios”, escribe en Facebook el jesuita padre Spadaro, director de ‘La Civiltà Cattolica’. “Invocar a Dios para uno mismo siempre es muy peligroso”, ha dicho el secretario de Estado, Pietro Parolin, en una declaración bastante sorprendente. ¿A quién se supone que hay que invocar? ¿Al secretario de Naciones Unidas?
La ironía de todo este asunto es que quienes se rasgan ahora las vestiduras clericales son los mismos que permitieron una homilía en una iglesia católica a una política abortista -teórica y práctica-, Emma Bonino, con toda la paz del mundo.
Porque si Salvini se está metiendo en terrenos que no son suyos, los de la fe, primero fueron los guardianes y custodios de esa misma fe los que se sirvieron y se sirven de su condición y sus púlpitos para meterse en el terreno de Salvini, la política, e incluso la política electoral a cara de perro.

Hay muchos en el episcopado que prefieren callar, la mayoría, quizá otorgando o no. Pero hay otros que quieren ser, en esto, más papistas que el Papa, como el obispo de Mazara del Vallo, en Sicilia, Domenico Mogavero. “Es hora de acabar con esto”, dice Su Ilustrísima. “No podemos permanecer callados por más tiempo ante los disparates de un ministro de la República cada vez más arrogante”. Hasta aquí, nada anormal o que se salga del nivel de los obispos que opinan. Pero añade: “No podemos seguir permitiendo que se apropie de signos sagrados de nuestra fe para vender sus propias visiones inhumanas, antihistóricas y diametralmente opuestas al mensaje evangélico”, sentenciando: “Quien está con él no puede llamarse cristiano porque ha renegado del mandato del amor”.

El “mandato del amor”, al parecer, exige una política migratoria que no ha aprobado jamás país alguno, cristiano o no, y que equivale exactamente a la renuncia a las propias fronteras, dejando así de ser un Estado. Es decir, el obispo está ‘excomulgando’ informalmente a cuantos gobernantes existen o han existido.

Decía el autor cristiano Joseph Pieper que “la preeminencia de la prudencia significa que la realización del bien presupone el conocimiento de la realidad. Solo quien conoce cómo son las cosas y su situación puede hacer el bien”. Y, en referencia al amor a los señores migrantes, esto debería querer decir conocer bien qué es lo que más les conviene, incluso si es lícito o incluso obligado amar más a los propios, los italianos -prójimo, próximo-, que a los de fuera.

Por eso el propio Salvini ha recordado a sus enemigos en traje talar que las muertes en el mar -y el principal argumento contra la política de cierre de los puertos- se ha reducido significativamente tras la nueva política y, tendría sentido creer, como consecuencia de ésta.

Tampoco un africano nacido en la pobreza de uno de los países más pobres, Guinea Conakry, el cardenal Robert Sarah, ha llamado a esta oleada migratoria “esclavitud encubierta”, y se ha mostrado contrario a que la Iglesia colabore en la misma, precisamente por amor a esos mismos africanos, si no a los propios europeos, que están sembrando la destrucción de su propia identidad.

En conclusión, preferiríamos que Salvini no hiciera alardes de piedad en sus actos electorales, pero a cambio la clerecía debería hacer un esfuerzo para no seguir haciendo campaña electoral contra él.

Carlos Esteban

Los obispos de Tennessee no apoyan la ley que quiere restringir los abortos (Carlos Esteban)



Un paso por detrás de Alabama, Tennessee, que va a votar una ley que prohibiría el aborto desde el momento en que al feto le late el corazón. Pero, sorprendentemente, a los obispos del Estado no les gusta.

Durante las últimas décadas, si en un campo se ha hecho sentir la influencia política de la Iglesia en el mundo, en rápida disminución, ha sido en la defensa de la vida, muy especialmente en la lucha desesperada por el derecho a nacer.

Sí, ni la inmoralidad del aborto necesita en absoluto de la fe para comprenderse y aceptarse, ni Cristo vino al mundo para combatirlo. Pero, como decía Chesterton, la Iglesia ha sido siempre la encargada de recordarle al mundo hasta lo de sentido común cuando el mundo lo ha olvidado, y será la primera en combatir por la verdad de que dos más dos son cuatro ante una civilización que lo niegue.

Siempre tuvo el honor o mérito añadido de parecer una lucha a contrapelo, una guerra perdida de antemano que solo cosechaba derrotas: el referéndum que hacía caer a la católica Irlanda parecía marcar la pérdida definitiva, el último bastión caído.

Y, de repente, Alabama. Este estado sureño de Estados Unidos, en el corazón del imperio abortista, aprobaba una ley que, en la práctica, acaba con esta plaga en su territorio y abre el camino para que otros estados le sigan, como ya empiezan a hacer.

Estamos, pues, ante una inesperada victoria en una guerra desesperada en la que la Iglesia ha puesto el grueso de sus reclutas. ¿Campanas al vuelo? ¿Cuál ha sido la regocijada respuesta de Roma, cuáles los mensajes de celebración y gozo de la jerarquía norteamericana?

El silencio. Un silencio tan atronador y misterioso como el que saludó el referéndum irlandés o la votación parlamentaria sobre el mismo asunto en la Argentina natal del Papa. De repente, el asunto en el que más ha brillado la presencia de la Iglesia en la plaza pública durante tanto tiempo no parece importar demasiado en Roma.
O en Estados Unidos, donde tampoco se han escuchado demasiados parabienes. Peor: el caso de Tennessee. Sus obispos han dado el inusual paso de redactar un comunicado conjunto… ¡para mostrar sus dudas sobre la ley que limita los abortos!

Apareció en febrero, en una publicación católica, el Tennessee Register, donde los obispos de Nashville, Memphis y Knoxville sostuvieron: “Aunque apoyamos de todo corazón la intención de la ‘Ley del Latido’ que se está debatiendo en la legislatura de Tennessee, debemos ser también prudentes en cómo combatimos el mal abortista que habita en nuestro Estado”.

Es de destacar que en el Estado con la ley más restrictiva ya citada, Alabama, los católicos son una exigua minoría y que las denominaciones religiosas que más peso han tenido para llegar a esta ley han sido las evangélicas protestantes, que están sustituyendo rápidamente a las católicas en la defensa de la familia y la vida en la escena política, especialmente desde que Su Santidad, al inicio de su pontificado, nos pidiera a los católicos que no “nos obsesionáramos” con estos asuntos.

Pero el abandono de estas ‘obsesiones’ no se ha traducido en un abandono de posiciones de influencia política para centrarse en asuntos más puramente doctrinales, sino para ser sustituidas por nuevas obsesiones, especialmente la desaparición de las fronteras y la lucha contra el Cambio Climático.

El problema es que este mensaje no ha calado excesivamente en las filas católicas, o no con igual unanimidad. De hecho, en la Italia en periodo preelectoral, el Vaticano y los obispos están librando una guerra cada vez más abierta con el partido que cuenta con un mayor apoyo de los votantes, la Liga de Matteo Salvini.

Carlos Esteban

El dogma y la moral van unidos (Padre Santiago Martín)


Duración 8:23 minutos

Cinco razones para no ser de izquierdas (Una lectura que nos debe llevar a votar a VOX en las próximas elecciones del 26 de mayo) [Comentado por José Martí]


Duración 11:18 minutos


Aunque se dan sólo cinco razones, se podrían dar bastantes más. Éstas son las que anota aquí Agustín Laje, en este corto video. 


Según él -y los hechos lo confirman- LA IZQUIERDA:

1. Es la ideología más asesina de la historia.

2. Recorta todo tipo de libertades: económica, de prensa, etc

3. Destruye la economía y el consumo

4. Destruye la calidad de vida y empobrece a la gente.

5. Es la religión laica de los resentidos sociales.


Se podrían apuntar más razones, pero sólo éstas son más que suficientes como para no votar a partidos como Podemos y PSOE. Es más: aunque PP y Ciudadanos no se "consideran" de izquierdas, su praxis, lo que la gente ha observado durante el tiempo en el que el PP estaba en el Gobierno fue una continuidad de la política de izquierdas, en asuntos sociales tan básicos como es la negación del derecho a la vida (lo que aparece en la ley es "derecho" al aborto), introducción de la perniciosa ideología de género en los colegios y en la vida pública, apoyo al lobby gay, propuestas de legalización de la eutanasia, etc ... (todo esto en partidos que "decimos" de derechas).

Tenemos muy presente en el tiempo, la época del gobierno de Zapatero, que supuso un incremento de más de tres millones de parados. Y la llegada de Rajoy al poder no cambió nada en lo que respecta a las políticas sociales, en sanidad y educación especialmente.

Antes no había alternativas. Hoy sí la hay. Tenemos un partido contra el que todos luchan y al que califican de Ultraderecha: VOX. Mediante esa calificación se pretende influir en la gente , de modo negativo, para que no se les vote; pero lo cierto y verdad es que se trata de un partido que es cualquier cosa, menos violento. La violencia es la que el resto de partidos ejerce sobre él. 
Todo son obstáculos. No se les permite que salgan en el debate de televisión junto al resto de partidos. Se les demoniza "injustamente", mediante calumnias y ataques a sus sedes, etc... Y todo ello, ¿por qué? Sencillamente, para que predomine el "pensamiento único", común al resto de partidos, un pensamiento del que nadie puede discrepar y menos todavía si continúan los socialistas y comunistas en el Poder. Su modo de hacer política es siempre coercitivo y como telón de fondo el odio. 

Aconsejo leer las entradas en este blog referentes a las votaciones, que titulé "A propósito del VOTO CATÓLICO en las elecciones generales del 28 de abril de 2019". Lo que se dijo entonces vale también para las elecciones municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo de 2019. 

Es muy importante nuestro voto en relación al tipo de sociedad que queremos construir. Votar a PSOE, Podemos, PP o Ciudadanos es un VOTO PERDIDO, en el sentido de que supone una pérdida para el bien común de España y de todos los españoles. 

Tal y como están hoy las cosas, el único modo eficaz que yo veo (humanamente hablando, claro está) para hacer frente a la política del Pensamiento Único es el voto a VOX. 

Evidentemente ésta es una opinión, pero respaldada por los hechos, esos hechos que se quieren borrar de la Memoria, a base de construir otra Memoria histórica alternativa y falsa.  Si  lo que queremos para España y para nuestros hijos y nietos, es un país de libertad y de auténtico progreso ... yo votaría a VOX. Tiempo habrá de "meterse" con VOX si no cumplen sus promesas; pero para ello hay que darles la oportunidad de que lleguen al Poder y podemos contribuir a ello votándoles. Ésta es mi opinión.

José Martí 

Actualidad comentada׃ Mártires africanos (PADRE SANTIAGO MARTIN FM)


Duración 6:43 minutos