BIENVENIDO A ESTE BLOG, QUIENQUIERA QUE SEAS



martes, 6 de septiembre de 2016

La muerte y la justicia (Padre Alfonso Gálvez)


Duración 16:59 minutos

Hitchens, abogado del Diablo de santa Teresa de Calcuta, un indocumentado consumido por el odio (ELENTIR)



Ante la canonización de la Madre Teresa, medios como El Paísla BBCla Agencia EfePúblico y The Washington Post han dirigido duras críticas contra ella apelando a su abogado del diablo
Calumnió a la Madre Teresa equiparándola con los nazis
Popularmente se conoce como abogado del diablo a la persona a la que la Iglesia invita a hacer las veces de fiscal en los procesos de beatificación y de canonización. Durante el proceso de beatificación de la Madre Teresa, el Vaticano invitó a hacer ese papel al periodista angloestadounidense Christopher Hitchens, ateo y abortista militante y conocido por dirigir contra la santa artículos incendiarios en los que dejaba en evidencia un odio furibundo contra la Madre Teresa, su obra, sus creencias y su Iglesia. 
En 1994 Hitchens le dedicó a la santa un documental titulado “En ángel del infierno” en el que la equiparaba con los responsables de los campos de exterminio nazis. El reportaje, hecho en un tono puramente panfletario, sin aportar documentación que probase sus graves acusaciones y cuyo hilo conductor eran las propias opiniones de Hitchens sobre la misionera, arremetía contra la santa por su defensa del derecho a la vida de los niños por nacer. Es una paradoja que se compare a alguien con unos exterminadores, y al mismo tiempo se le critique por oponerse al exterminio de seres humanos inocentes e indefensos
Un panfleto irrespetuoso tratado como si fuese un libro documentado
En 1995 Hitchens dedicó un libro a atacar a la Madre Teresa. Lo tituló “The Missionary Position” (La Posición del Misionero, haciendo referencia, con muy mal gusto, a una conocida postura para practicar el sexo). El libro era, en realidad, un panfleto dedicado a lanzar opiniones hostiles contra la santa, sin fundamentarlas de ninguna forma, lo mismo que ya había hecho con su documental del año anterior. 
Un sociólogo católico estadounidense, Bill Donohue, comentó que esa obra de Hitchens es“un libro de 98 páginas sin notas al pie, sin notas al final, sin bibliografía, ninguna atribución en absoluto, tan sólo 98 páginas de opinión sin fundamentar.” A pesar de ello, muchos medios hostiles a la Iglesia Católica siguen citando ese libro como si en realidad se tratase de un compendio de documentación probatoria de un supuesto lado oscuro de la santa.
Hitchens consideraba ‘un héroe’ al asesino comunista Che Guevara
Al mismo tiempo que denostaba a la Madre Teresa, el periodista angloestadounidense tenía una miras ideológicas de lo más siniestras. El 11 de julio de 2004 Hitchens declaró al diario británico The Guardian que se consideraba “un marxista, no avergonzado, no enderezado, pero reflexivo”Esa misma publicación recogía unas polémicas opiniones del periodista angloestadounidense acerca de uno de los instauradores de la dictadura comunista cubana. 
Y es que sobre el Che Guevara, Hitchens afirmaba: “Era un modelo a seguir”, que “hizo lo que los revolucionarios estaban destinados a hacer – luchar y morir por sus creencias.” “Él pertenece más a la tradición romántica que a la revolucionaria”, apuntaba. “Cuando uno piensa en Che como un héroe, es más en términos de Byron que de Marx.” Hay que recordar que el 11 de diciembre de 1964, y en un discurso que está grabado,ese personaje al que él llamaba “héroe” dijo lo siguiente ante la ONU:
“Nosotros tenemos que decir aquí lo que es una verdad conocida, que la hemos expresado siempre ante el mundo: fusilamientos, sí, hemos fusilado, fusilamos y seguiremos fusilando.“ (Che Guevara)
El periodista cubano Luis Ortega atribuye al Che 1.897 asesinatos por motivos políticosentre los que incluso había niños. El propio Che Guevara escribió en 1967 estas escalofriantes líneas:
El odio como factor de lucha; el odio intransigente al enemigo, que impulsa más allá de las limitaciones naturales del ser humano y lo convierte en una efectiva, violenta, selectiva y fría máquina de matar. Nuestros soldados tienen que ser así; un pueblo sin odio no puede triunfar sobre un enemigo brutal.”
Elogió a Lenin por su brutal persecución contra los cristianos
Pero el Che no es el único asesino al que veneraba el citado periodista. En 2005 escribió lo siguiente sobre el primer dictador comunista de la URSS: Uno de los grandes logros de Lenin, en mi opinión, es la creación de una Rusia secular. El poder de la Iglesia ortodoxa rusa, que era un laberinto absoluto de atraso y mal y superstición, es probable que nunca se recupere de lo que hizo con él.
Ese “lo que hizo él” podría haberlo desarrollado diciendo que en los siete años de dictadura de Lenin fueron asesinadas más de un millón de personas por motivos políticos, entre ellas miles de sacerdotes y religiosos que fueron torturados por la Cheka, la policía política comunista, con los métodos más crueles y atroces.
El propio Lenin aprobó el asesinato de 50.000 prisioneros y civiles “blancos” en la Guerra Civil rusa, a finales de 1920. A estas cifras hay que añadir la hambruna de 1921-22, que afectó a unos 27 millones de personas, y mató a entre 3 y 5 millonesHambre que según Lenin tenía “numerosas consecuencias positivas”, pues “destruye no solamente la fe en el Zar, también en Dios”. ¿Sería éste el secularismo leninista que elogiaba Hitchens?
¿Es un demérito que te ataque un admirador de asesinos comunistas?
Lo más llamativo es que, a día de hoy, insisto, haya medios -como los citados- que siguen apelando a este personaje para arremeter contra una mujer que se desvivió por ayudar a los más pobres, a los enfermos y a los moribundosNinguno de esos medios parece haber reflexionado si acaso era un demérito para la Madre Teresa recibir furibundos ataques de un admirador del Che y de Lenin. 
Al final da la impresión, una vez más, de que si eres católico da igual que dediques tu vida a ayudar a los demás, porque merecerás la condena de los mismos medios que son incapaces de dedicar ni una sola crítica a los citados criminales comunistas.
ELENTIR

El Vídeo del Papa - 9 (Septiembre 2016) Para una sociedad más humana – (Comentado por José Martí)


Duración 1:23 minutos

La humanidad vive una crisis que no es solamente económica y financiera ...
... también es ecológica, educativa, moral, humana.

Cuando hablamos de crisis hablamos de peligros ... pero también de oportunidades.

¿Cuál es la oportunidad? : La de ser solidarios.

Venid, ayudadme. Para que cada uno contribuya al bien común y a la construcción de una sociedad que ponga al centro la persona humana.

Éste es el noveno mensaje del Papa (nos quedan dos más: octubre y noviembre)

En ninguno de sus mensajes ha dejado ver la cruz, que mantiene escondida.
Y en este mensaje concreto considera que la crisis que estamos atravesando es una oportunidad para ser solidarios. El objetivo es la construcción de una sociedad cuyo centro sea la persona humana.

Hasta aquí el Papa. Este mensaje podría haberlo dicho cualquier político, pues todos hablan de solidaridad y del bien común y de la persona humana.

El Papa es el representante de Cristo en la Tierra. No es el representante de la humanidad. Y su mensaje se dirige a los cristianos ... o eso sería la propio.

Sin embargo, la realidad es que habla para todos los hombres del planeta, como si sus palabras tuviesen que ser aceptadas por todos, simplemente porque él las ha dicho, siendo así que son millones las personas que no tienen fe y que no lo consideran su representante (caso de ateos, agnósticos, etc...) o incluso que luchan abiertamente contra el Cristianismo (caso de los musulmanes, judíos, etc... por no hablar de los comunistas y de los masones, por poner tan solo algunos ejemplos)

Se trata de un mensaje sólo para este mundo. No aparece en él ningún vestigio de sobrenaturalidad, comenzando por el hecho patente de no mostrar abiertamente la cruz, "como" avergonzándose de ser cristiano. ¿Por qué actúa así? No lo sé, pero se trata de un hecho. No hay más que ver la imagen.

Seamos claros y vayamos al fondo de los hechos. Y nos encontraremos con que la enorme e inmensa crisis que atraviesa la humanidad es, en realidad, la consecuencia de una opción que ha tomado: la del rechazo de Dios, encarnado en la Persona de Jesucristo.

La solución no se encuentra en ser solidarios con los demás, lo que -sin duda- está bien ... sino en amarlos. Mas que de solidaridad, que es el lenguaje que usan los políticos, habría que hablar de caridad y de amor verdadero.

Pero esto último es imposible si no hay una razón convincente para ello. Y esa razón se encuentra sólo en Jesucristo que "me amó y se entregó a Sí mismo por mí" (Gal 2, 20).  Esta realidad del amor de Dios, manifestada en Jesucristo, da sentido a toda la existencia humana. Pero los hombres no creen en ese Amor; es más: lo rechazan abiertamente.

Rechazando el Amor no nos queda más que el odio y el propio interés. Cada uno va a lo suyo. ¿Cómo se puede hablar de poner en el centro de todo a la persona humana ... cuando, además, el concepto de persona ha sido degradado?.

El caso más claro -y que clama al cielo- es el del aborto,  es decir, el del asesinato de los seres más indefensos e inocentes que existen, pues el mundo de hoy, por puro egoísmo y soberbia,  no considera como personas a los niños que se encuentran en estado de desarrollo en el vientre de su madre.

El centro es Dios ... sólo, única y exclusivamente Dios. Y Dios encarnado en Jesucristo: "Ningún otro Nombre se nos ha dado bajo el cielo por el que podamos salvarnos" (Hech 4, 12).

Fue la venida de Dios al mundo, en Jesucristo, la que hizo posible la desaparición de la esclavitud, la verdadera idea y el verdadero valor de las personas  y la consideración de las mujeres como personas, exactamente igual que los hombres, aunque con diferentes funciones.

Es más ... la dignidad de la persona humana fue exaltada hasta el máximo precisamente en una mujer: la Virgen María. Es ella, una mujer, la única persona humana que se encuentra en cuerpo y alma en el cielo.

[Tengamos en cuenta que la Persona de Jesucristo es divina, pues es el Hijo, la segunda Persona de la Santísima Trinidad y tiene, pues, una naturaleza divina, aunque posea igualmente y por siempre, una naturaleza humana, como realmente suya, pues así la asumió al hacerse real y verdaderamente uno de nosotros, con un cuerpo como el nuestro y un alma como la nuestra, aunque ahora ese cuerpo y alma están glorificados en el Cielo, como lo está también el cuerpo y el alma de su Madre, la Virgen María]

La persona humana será considerada como tal por el resto de personas sólo en la medida en la que la humanidad se vuelva a Dios. El centro es Dios. Ésta es la verdad. No podemos poner al hombre como fundamento de todo sino a Dios, nuestro Creador y Redentor ... y entonces el hombre, todo ser humano, recobrará la dignidad que le corresponde como persona, una personalidad que, al fin y al cabo, le ha sido conferida por Dios.

Sin Dios, esta sociedad se vuelve inhumana: no deberíamos olvidarlo. Y siendo esto así -como lo es- en el mensaje del Papa [que, además,  está dirigido a los cristianos y, en concreto, a los católicos] no aparece Dios por ninguna parte. Yo esto lo encuentro muy preocupante. Da la sensación de que la Iglesia, en su "apertura" inicial hacia el mundo, no sólo no lo ha convertido, sino que ha sido fagocitada por él, adquiriendo la forma de pensar y de actuar del mundo ... y renunciando a su propia identidad.

Ante lo cual es conveniente -y necesario- que tengamos las ideas claras y vivamos vigilantes, para no dejarnos engañar por nadie. Ya nos lo advirtió, en su momento, el apóstol san Pedro: "Sed sobrios y vigilad, pues vuestro adversario, el Diablo, ronda como león rugiente buscando a quién devorar" (1 Pet 5, 8)

José Martí