BIENVENIDO A ESTE BLOG, QUIENQUIERA QUE SEAS



jueves, 15 de octubre de 2020

Ciencia, verdad, gobierno, mass media, mascarillas, PCRs y sentido común [José Martí] (1)



Desinformación de los medios manipulados por el Gobierno

El Gobierno social-comunista está haciendo uso de una desinformación continua, día y noche, a todas horas y en todos los canales de televisión así como en los periódicos, casi todos ellos comprados ... y que no tienen por misión sino la de generar pánico entre la población. La desinformación que ofrecen tiene como objeto conseguir que se dé un enfrentamiento social entre los españoles, lo que, ciertamente, están consiguiendo. Se ha creado una tensión innecesaria, la cual se respira ya por todas partes. Son muchos los que lo están pasando mal y, a consecuencia de ello, van cayendo enfermos ... y no de coronavirus, sino de estrés, ansiedad y depresión ... ¿Motivos? Pueden ser varios, pero el más importante, a mi modo de ver, es que la gente se cree, a pie juntillas, todo lo que oye y ve en las noticias de la tele, una tele que, como digo, al estar comprada por el Gobierno, manipula a la población, dando información falsa o tergiversada y omitiendo información importante. El pánico está así asegurado, pues son muchos los que toman  la tele como fuente única de información: ¡UN ERROR!, que luego se paga muy caro (¡YA LO ESTAMOS VIENDO!). Es preciso acudir a otras fuentes, que sean fidedignas y veraces y que basen sus afirmaciones en criterios estrictamente científicos y no políticos. 

Argumenta la vicepresidenta Carmen Calvo que todo lo que se hace es por el bien de la población y para matar el virus: ¡FALSO!. Las medidas tomadas, por ejemplo, en Madrid, confinándolo, no responden a criterios sanitarios ni científicos, sino sólo políticos. Y lo mismo con el estado de alarma en Madrid, desde el viernes, 9 de octubre a las 15:00. Por cierto, se publicó en el BOE casi dos horas después, incumpliendo así la ley, pues sólo a partir del momento en el que se publica algo en el BOE, sólo entonces (y no antes) es de obligado cumplimiento aquello que se publica. En Navarra, además, en  donde hay una mayor contaminación, no se aplican, sin embargo, estas medidas [que, por otra parte son ineficaces] ... por la sencilla "razón" de que ahí gobierna el PSOE. En otras palabras: lo que dice Carmen Calvo es pura hipocresía. No se actúa así por razones científicas serias, sino puramente políticas. Es más: lo políticamente correcto se ha transformado en lo obligatoriamente correcto. Nadie tiene derecho a pensar de otro modo; sólo el que nos dé a conocer el Gobierno. Y no solemos caer en la cuenta, para desgracia nuestra, de que el Gobierno ha comprado prácticamente todos los canales de televisión y la mayoría de los periódicos ... de manera que al escuchar las noticias sólo oiremos lo que el Gobierno les permite que digan.  

La "ciencia" (o las mentiras) del Gobierno

¡UN GOBIERNO NO SE PUEDE REGIR POR CONJETURAS PARA TOMAR DECISIONES; Y MENOS AÚN SI TALES DECISIONES AFECTAN A TODA LA NACIÓN, COMO ES EL CASO. Tal actuación sería una clarísima injusticia y un abuso de Poder ... Pues bien: ¡Lo ha hecho! Ha impuesto la mascarilla obligatoria no sólo en espacios cerrados, donde hay aglomeración de gente, lo que tiene sentido, sino también en espacios abiertos, aunque no haya nadie cerca, lo que es absurdo. Una orden semejante va contra el sentido común y contra toda lógica. Es puramente arbitraria y no se sustenta sobre datos científicos, como es fácil comprobar, aun cuando ellos digan otra cosa. ¿Tendríamos obligación de obedecer esta ley? Yo pienso que no. Y pongo un ejemplo que ilustre esta opinión: teniendo la certeza, como la tengo, de que la suma 2 + 2 = 4, tal certeza seguiría teniéndola aun cuando se agruparan todos los gobiernos del mundo para afirmar que, en la nueva normalidad, 2 + 2 = 5 .

Sabiendo, entonces, con total seguridad, que se nos quiere dar por bueno lo que no lo es; sabiendo que nos dicen mentiras, constantemente: ¿tiene algún sentido obedecer a aquéllos que sabes que te están engañando? Estar en el Poder, ¿confiere, acaso, derecho, a decidir lo que es y lo que no es, lo que es bueno y lo que es malo? Ciertamente, no. La misión de un Gobierno es la de velar por el bien común ... lo cual comienza por decir siempre la verdad a los ciudadanos. Por poner un ejemplo, no pueden (¡no deben!) hablar de autoridades científicas o sanitarias, cuando se sabe que no hay tales, sino que son sólo "razones" políticas, cuyo objetivo no es, precisamente, el bien común: son simples conjeturas o hipótesis, las cuales van varíando, de un día a otro; y, casi siempre , de modo arbitrario.

Y esto que yo digo no es ninguna conjetura. Valga este otro ejemplo, que es muy gráfico y significativo; y es que el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y luego Salvador Illa y Fernando Simón, dijeron, con todo el "aplomo" del que eran capaces, que los españoles no debíamos de preocuparnos, porque España estaba en manos de un comité de diez científicos expertos, que son los que irían diciendo lo que tendríamos que ir haciendo en cada momento. Pues bien: al cabo de varias semanas dijeron, con el mismo "aplomo", que nunca había existido tal comité  de expertos. Sinceramente, yo me pregunto: ¿puede uno fiarse y hacer caso de lo que nos diga una persona que nos miente continuamente, aunque lo haga con mucho "aplomo"? Definitivamente, no. Un señor que, como el actual presidente Pedro Sánchez, hace una moción de censura al Gobierno de Rajoy y promete, con gran aplomo y contundencia, que jamás se aliaría con golpistas ni con separatistas; que jamás se uniría con Podemos, si llegase al Gobierno, pues eso "le quitaría el sueño", al pensar "en las cartillas de racionamiento" y en la pobreza segura a la que conduciría a España ... Pues bien: ¡a los dos días de haber conseguido la Presidencia (basándose en mentiras y en promesas que no estaba dispuesto a cumplir) va y se funde en un fuerte abrazo con Pablo Iglesias, el cabecilla del Partido Comunista de Podemos! ¿Qué puede esperarse de una persona así, que  se mueve sólo por intereses partidistas y por el ansia de poder?. Desde luego, nada bueno: todo mentiras o verdades a medias, que son aún peores. 

Modo de reaccionar de la gente ante algunas disposiciones arbitrarias del Gobierno

Lo más penoso de esto es que la gente está como entontecida; incapaz de pensar, piensa y actúa según lo que escucha en la tele. Y poco a poco, a base de no pensar, llega a justificar todo cuanto hace este Gobierno, limitándose a repetir, como un loro, aquello que oye o lee en los medios de manipulación de masas. Como sabemos, todos ellos están pagados por el Sistema, que tiene como objetivo imponer a todos un Pensamiento Único que haga factible el Nuevo Orden Mundial, "orden" que unas cuantas mentes desconocidas y poderosas quieren  imponer en todo el mundo. 

Me viene a la memoria lo que decía Pablo Iglesias: "Tenemos que aprovechar esta Pandemia para llevar adelante nuestros planes" (ver aquí).  Y en otra ocasión dijo que "había que politizar el dolor"Para el que quiera ver, queda suficientemente claro que a este Gobierno social-comunista el bienestar de la gente le importa un carajo. Lo único que mueve a los social-comunistas es el ansia de Poder.

Los españoles deberíamos de caer  en la cuenta de que este Gobierno nos está engañando impunemente ... Si no hacemos nada y admitimos que quien dictamina lo bueno y lo malo es el Estado Totalitario social-comunista que nos "desgobierna" y que está llevando España a su destrucción, se nos podrá aplicar muy bien aquel dicho de que "tenemos el Gobierno que nos merecemos".

Una muestra de lo que estoy diciendo la encontramos en el hecho de que toda la gente lleva la mascarilla desde que sale de su casa hasta que regresa ... como si realmente la necesitara en todo momento. Y se mira con malos ojos a quien no la lleva o la lleva mal colocada, como criminalizándolos. Por supuesto que esto es debido al continuo bombardeo mediático que, poco a poco, pero eficazmente, está comiendo el coco a una gran mayoría de españoles, mediante la técnica del miedo.

Realidad y sentido común

No estoy negando que exista el virus SARS-CoV-2 o Covid-19. Son muchos los que han muerto ya, debido a que han sido infectados por ese virus. Pero hay que distinguir entre la pandemia real que hubo en los meses de marzo y abril (en donde hubieron miles de muertos), de la epidemia actual, en la que el virus está debilitado y, gracias a Dios, son pocos los muertos debidos a esta causa: no es lo mismo pandemia que epidemia. 

Entonces, y dados los estudios que se han realizado, es cierto que el ponerse la mascarilla es necesario ... pero (¡y esto es importante tenerlo en cuenta!) sólo en determinadas situaciones, que están relacionadas, en todos los casos, con la cercanía de otras personas. Una mínima prudencia elemental lo exige y así se habla de respetar las distancias entre las personas (entre 1 y 1,5 metros, según las fuentes) algo que es más importante aún que el uso de las mascarillas (de esto hablaremos más adelante con cierto detenimiento) ... 

Pero ¿qué sentido tiene ir andando solo por la calle o por el monte ... y con la mascarilla puesta?  No hay ninguna razón objetiva (ni científica, ni sanitaria, ni de ningún tipo) para actuar así, dado que el virus sólo se puede trasmitir entre personas que estén muy cercanas las unas a las otras ... lo cual no ocurre cuando uno va caminando solo. La cuestión de fondo es que el Gobierno quiere imponerla a todos, pero de modo irracional, en todas las situaciones y acude, para ello, a las multas, por si algunos no cumplen con sus "indicaciones"; de modo que si la "poli" te ve sin mascarilla puede multarte con hasta 100 euros. Evidentemente, las fuerzas de seguridad y la guardia civil cumplen con la orden que se les ha dado. El problema no está en ellos sino que viene del propio Gobierno, que está gestionando muy mal esta crisis.

José Martí (continuará)